PinterestRssFacebookInstagramGoogle +

Tel. +34 607207522

Menú páginas
Menú categorías

Información sobre pesca

 

Calendario y modalidades de pesca por especies

 
Introducción
Como todo pescador sabe, la pesca no pertenece al mundo de la ciencia exacta, y aunque por los ciclos biológicos de los peces y por las temperaturas del agua se pueden establecer ciertas épocas mejores que otras para la captura de las diferentes especies, nunca podemos descartar los avances y retrasos en las temporadas, básicamente debidas a la climatología, que hace variar la temperatura del agua y con ello toda la cadena trófica queda alterada.
 
Lubinas
Allá por el mes de diciembre, cuando la temperatura ambiental está realmente fría, en el río se pescan lubinas, desde la misma desembocadura del Ebro hasta el azud de Xerta. Entran tras las angulas, y la forma más frecuente de capturarlas es a spinning, bien con la barca de pesca fondeada, o dejándose deslizar al garete. Los señuelos a utilizar son vinilos, anguilones, cucharillas ondulantes con pluma y peces artificiales. También los poppers son eficaces. Si se va de noche, se tiene un plus de capturar más ejemplares y de mayor tamaño. Sin luz los señuelos claros van muy bien. Haciendo curricán también entran. Con esta modalidad se pueden batir las zonas fuera del río, en los aledaños a la desembocadura del Ebro, pero fuera, en el mar. Y por supuesto, también se pescan a fondo con cebo natural, titas, americano, etc… Y así duran hasta que se va el frío, aunque la lubina es huésped todo el año del Delta del Ebro, y en todas las épocas se pescan. Con menos frío se pescan mejor en el mar, pero cerca de la desembocadura del Ebro.
 
Siluros
En época de fríos y durante la primavera, tenemos a los siluros. Se pescan desde la misma desembocadura del Ebro hasta Tortosa. Las modalidades de pesca más practicadas son el spinning con señuelos de vinilo de grandes tamaños, o a fondo con pellets, parecidos a los boilies que se usan para la carpa, de diversos aromas y sabores.
 
Doradas
Llegando la primavera, se van tocando doradas a fondo, con tita, americano, cangrejo de mar y de río, y con navaja, aquí llamado cañut. La buena temporada se extiende hasta los comienzos de noviembre, cuando los primeros temporales revuelven y enfrían las aguas. No obstante, se las puede pescar casi todo el año, en menor cantidad y tamaño.
 
Sepias
Los mejores meses para la pesca de la sepia son marzo, abril y mayo. La sepia se pesca haciendo curricán, con un plomo al final del aparejo y varios pajaritos derivados de la línea principal. Este aparejo también funciona a barca parada, aprovechando la corriente para que mueva los señuelos.
 
Atunes rojos
Desde 2010, poblaciones inmensas en número de atún rojo, y de tamaños de hasta 100 Kg., se han instalado en el Delta del Ebro de forma permanente. Se dice que las jaulas de engorde de atunes existentes en L´Ametlla de Mar, en medio del Golfo de San Jordi, los atrae. Esta pesca está regulada, y conviene conocer cómo están los cupos de capturas en cada momento del año para saber si es posible cobrar la pieza o si la tenemos que devolver al agua en el mejor estado posible. Pero aún en captura y suelta es una experiencia fascinante e inolvidable para cualquier pescador. Estas poblaciones de atún rojo residen todo el año en el Delta, pero con temperaturas frías del agua buscan más profundidad y desaparecen aparentemente. Si los ciclos climatológicos normales no se alteran, a partir de abril ya los tenemos a tiro, a no más de 3 o 4 millas de la costa. El procedimiento es localizar el cardumen de atunes con los prismáticos comiendo en superficie, espectáculo maravilloso de ver, que a veces están con pajareras o a veces no. Se debe acercar la barca de pesca a una distancia razonable, sin asustar al pescado, pero a tiro de lanzada a spinning. Y a probar con grandes poppers, con jigs grandes y pequeños (depende lo que estén comiendo en esos momentos) o peces artificiales. Con la práctica del curricán es más difícil provocar la picada, pero no hay que descartarla.
 
Caballas
Para mayo ya tenemos caballas, depende del año, son muy impredecibles en cuanto a su aparición. Si el año es bueno se pescan hasta noviembre. Para las caballas se debe navegar por el mar buscando las pajareras de gaviotas y fumareles que se tiran al mar pescando pequeños peces, los mismos que forman los peces pasto de las caballas. Allí pararemos motores, y quedando al garete con la barca de pesca practicaremos el spinning con pequeños peces artificiales o cucharillas ondulantes con pluma. Se deben lastrar estos señuelos para conseguir buenos lances, ya que pesan poco. Para esto los pequeños jiggs van muy bien. También el curricán funciona en los bancos de caballa, con pequeños peces artificiales y pulpitos de vinilo. Las caballas no suelen pesar más de 1 Kg., pero son muy divertidas, una vez que están clavadas nadan configurando unas veloces y vigorosas carreras entorno a la embarcación.
 
Palometas
Para mayo ya debemos tener palometas. La palometa, rey en tamaño de las capturas a excepción de los atunes rojos (en pesca sin muerte), merodea la desembocadura, pescándose donde el fondo no supera los 20 m. de sonda. Pueden llegar a superar los 20 Kg. de peso. También remontan el río Ebro y son localizados hasta Amposta. Pican a grandes poppers y paseantes manejados a spinning, y si se prefiere el curricán, con espet muerto, mejor plomado. Cuando llega julio y agosto, pican menos, pero a partir de septiembre y en octubre se hacen pescatas inolvidables.
 
Anjovas
Las anjovas navegan por el Delta del Ebro todo el año, pero es a partir de mayo cuando su mayor actividad se empieza a activar y se capturan grandes ejemplares. Son como un todo terreno, ocupan casi todas las zonas, están cercanas a la desembocadura, suben por el río hasta Amposta, se las captura a varias millas de tierra dentro de bancos de túnidos, caballas, jureles, etc., donde ellas están comiendo. Pican a spinning con grandes poppers y paseantes, y con espet al curricán, pero mucho mejor con el cebo muerto en superficie una vez lo hemos preparado con arnés interno de cable de acero y poteras. Este pez es espectacular y brutal en su picada, salta fuera del agua para liberarse, es bravísimo, y a pesar de presentar batalla desde el minuto uno, es capaz de reservar una fuerza increíble para cuando está cerca de la embarcación.
 
Jureles, listados, melvas y palometas blancas
En junio empieza la orgía de las especies. Se forman inmensas pajareras donde pescar jureles, listados, melvas, palometas blancas, etc…A veces se forman cerca de la desembocadura del Ebro, con sondas desde los 12 a los 22 m., aunque a veces se tienen que ir a buscar a 3 o 4 millas, donde la sonda se va a 40 o 45 m. El spinning, una vez se está en la pajarera es buena técnica, pero el curricán tampoco va mal. Como señuelos, pequeños peces artificiales, jigs y vinilos triunfan en las pajareras. Haciendo curricán también se pescan, con plumas, solas o en metralleta, con o sin excitador. Estas pajareras aguantan hasta noviembre normalmente.
 
Bacoretas
En junio se suele detectar su presencia en pajareras normalmente, pero a veces en pequeños grupos. Hay que señalar que las bacoretas, habituales de entre 4 a 9 kilos de peso, son un rival divertidísimo, que cuando empiezan a dejarse ver, van en cardúmenes. Más avanzada la temporada se cogen “sueltas”, donde menos te lo esperas. La mejor técnica para su captura es el spinning, con peces artificiales de unos 9 cm. y jiggs. Al curricán también se cogen con pulpitos de vinilo. Se pescan hasta noviembre, aunque se detectan espacios de tiempo donde no se dejan ver.
 
Bonitos
En junio ya suelen aparecen con buena intensidad, aunque son caprichosos en sus fechas. Se suelen presentar en grandes bancos donde persiguen a sus presas, constituyendo un verdadero espectáculo ver cómo atacan en superficie. Los jiggs en spinnig van muy bien, ya que lanzan mucho y los bonitos son muy asustadizos y no permiten que se acerquen demasiado las barcas, enseguida se sumergen. Al curricán también se capturan, con peces artificiales y pulpitos de vinilo.
 
Calamares
En julio, agosto y septiembre, se pueden tentar los calamares. El calamar se puede pescar a curricán con plomo que sumerja el aparejo y arrastrar uno o dos “pajaritos”. También se capturan a la manera tradicional, a barca parada haciendo jigging.
 
Llampugas
A partir de mediados de agosto, a veces a partir de septiembre, llega una verdadera maravilla al Delta del Ebro: la llampuga. Van siempre en bancos, cuando navegan saltan a gran velocidad por encima de la superficie, por lo que se las puede detectar si se es un poco hábil con los prismáticos. Además, no dudan en esconderse bajo cualquier obstáculo natural o artificial que encuentren, una tabla flotando, un manojo de cuerdas y redes a la deriva, acumulación de algas, etc.. Y no digamos si ven una boya, allí estarán dando vueltas, aunque frecuentemente no se dejan ver. Pero van como locas cuando divisan el señuelo. Igual que en las pajareras, peces artificiales, jigs y vinilos no fallan. Y haciendo pasadas al currican también las capturaremos, con lo dicho y con plumas y pulpitos de vinilo. Cuando se navega sin referencia de su posición, se practica mucho el curricán con excitador y pulpitos o plumas, y una vez localizadas, se practica el spinning.
 
Black-Bass
En otoño, desde Amposta y río arriba se captura el black-bass, a spinning, a embarcación fondeada o a la deriva. Se dice que esta especie baja por el río Ebro procedente de los embalses de más arriba. Como señuelos se emplean habitualmente peces artificiales.
 

CALENDARIO DE PESCA DE ESPECIES

 
CUADRO ESPAÑ. CALENDARIO PESCA ESPECIES
 
P/R: PESCA REGULADA
C: CAPTURAS CASUALES
1: SE PESCAN
2: SE PESCAN BASTANTES
3: MEJOR ÉPOCA
 
Nota: Este calendario es orientativo. Se tiene que tener en cuenta que muchas especies se mueven en cardúmenes influenciadas básicamente por la comida y la temperatura del agua. Por tanto, y dependiendo de la temporada, el calendario se puede adelantar o atrasar. Siempre recomendamos a nuestros amigos y clientes pescadores ponerse en contacto con Julio Bellaubí para que les informe personalmente y sin compromiso alguno de la última hora de las capturas que se están realizando en el Delta del Ebro en ese momento concreto.